Una anciana fue engañada y contrató unas participaciones preferentes y deuda subordinada de Bankia. El banco se aprovechó de la confianza que tenía con el banco. Ahora tendrá que devolver 250.000 euros.

Bankia colocó a una anciana contratos de participaciones preferentes y de deuda subordinada. Ambos productos le produjeron unas pérdidas de más de 250.000 euros, que ahora les serán devueltos por la entidad financiera.

Para el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Bilbao, es “poco pensable que fuese el afectado quien pidiese por iniciativa propia” este tipo de productos. La juez tiene en cuenta, además, las aptitudes físicas de la anciana, con graves problemas de visión, sin experiencia inversora y quien había dejado en una empleado del banco toda la responsabilidad de sus ahorros en Caja Madrid.

La sentencia afirma que no existió ningún tipo de información previa por parte de Bankia hacia  su cliente. Además, si la afectada hubiese podido leer el contrato de ambos productos, “no habría entendido nada” ya que no tenían un contenido claro. Bankia alegó que su clienta sí había leído los contratos, pero posteriormente se desdijo y afirmó que únicamente se explicaron.

La mala actuación del banco se agrava en este caso, pues tanto la clienta como sus hijos tenían una gran confianza en la sucursal de Caja Madrid que le vendió los dos productos financieros.


Dirección letrada: Amaya Barrenechea Judez
Banco: Bankia, S.A.U. (Caja Madrid)
Producto: Participaciones preferentes y deuda subordinada
Perfil: Particular
PDF: S_130614_BANKIA_JPI1_BILBAO_PREFERENTES_Y_SUBORDINADAS_PART_SIN.pdf