El banco deberá reembolsar los 37.000 que se adjudicó por las liquidaciones del swap.

El Juzgado de Primera Instancia de Gandía ha estimado la nulidad de un contrato marco de operaciones financieras y su confirmación de swap asociada. El producto fue comercializado por el Banco de Valencia a una pyme sin informar correctamente sobre los riesgos y el funcionamiento.

El afectado, una empresa dedicada a la hostelería y el ocio, demandó a la entidad después de perder unos 37.000 euros por culpa de las liquidaciones negativas generadas por el swap. La permuta financiera de tipos fue adquirida en 2008 al renovar una póliza de crédito. El director de la sucursal la presentó como un seguro gratuito frente a la subida de los tipos de interés.

No ha quedado constancia de que el Banco realizara ningún tipo de test de conveniencia, tal y como exige la normativa europea MIFID. Tampoco que explicara los riesgos en caso de bajada de los tipos, y menos aún que presentara diversos escenarios según la evolución de estos. Asimismo, no se explicó en ningún momento el funcionamiento de los gastos de cancelación anticipada, ni los altos costes que podían alcanzar.

La sentencia también ha criticado duramente la oscuridad del Contrato Marco de Operaciones Financieras, de difícil comprensión, sobre todo para alguien que no está familiarizado con este tipo de derivados financieros, muy complejos y de alto riesgo.

Por último, cabe destacar la ausencia de documentación relativa al swap. El cliente no recibió ningún tipo de documento que detallara las características del swap contratado ni siquiera cuando solicitó documentos ante las enormes liquidaciones que se le practicaron.


Dirección Letrada: Biabian Cabedo Arce.
Banco: Banco de Valencia.
Producto: Swaps.
Perfil: Pyme.
PDF:S_130624_BVALENCIA_JPI1_GANDIA_PYME.docx