Más sentencias contra las preferentes de Bankia. En esta ocasión el producto fue vendido por empleados que no sabían lo que eran las preferentes y la poca información que tenían sobre ellas era ocultada porque “se vendían ellas solas”.

Un particular ha logrado recuperar su inversión en participaciones preferentes de Bankia. Para el juez, el acto de la contratación del producto financiero “no puede considerarse como una firma libre realizado con un consentimiento debidamente informado”.

Para el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Valencia, Bancaja, la entidad que comercializó las preferentes antes de su fusión en Bankia, no entregó ningún folleto informativo alguno que resumiese correctamente las características y peligrosidad del producto. Este hecho fue confirmado por un empleado de la sucursal, quien además afirmó que no sabía lo que eran esas participaciones.

Los empleados de Bankia lo único que sabían sobre las preferentes es que era un producto perpetuo, pero que “no que cotizaran en un mercado secundario, ni que tuvieran riesgo de pérdidas”, algo muy importante para la comercialización de estos productos. Además, si no indicaron que podían conllevar pérdidas era “porque se vendían ellas solas.

Por ello, le sentencia considera que la firma del contrato no estaba bajo la voluntad de la parte afectada, por lo que la entidad financiera deberá devolver más de 40.200 euros a su cliente.


Dirección letrada: Gonzalo Lucas Díaz-Toledo
Banco: Bankia, S.A.U. (Bancaja)
Producto: Participaciones preferentes
Perfil: ParticularPDF: S_130605_BANKIA_BANCAJA_JPI4_VALENCIA_PREFERENTES_PART_SIN.pdf