Una empresa ha conseguido anular su contrato de permuta financiera que firmó con Banco Santander. La información del producto no fue la adecuada antes de la contratación del swap.

Banco Santander ha sido condenado a proceder a la cancelación de una permuta financiera que colocó en octubre de 2008 a una pequeña empresa. Además, la entidad financiera deberá abonar los costes derivados del procedimiento judicial.

La sentencia afirma que Banco Santander no ofreció toda la información necesaria para que los administrados de la empresa supieran los riesgos y características del swap. El magistrado del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Benidorm (Alicante) considera la venta la información anterior a la contratación del producto como incompleta, poco clara y detallada, inexacta, insuficiente e incomprensible.

El banco alegó durante el juicio que la empresa ya tenía contratado otra permuta financiera con Banesto. Sin embargo, el juez rechazó las alegaciones pues afirmó que la contratación del swap anterior puedo esta bajo un error en el consentimiento y sin que Banesto ofreciese una correcta información, algo que similar a lo condenado a Banco Santander.


Dirección letrada: Enrique Núñez Benito
Banco: Banco Santander
Producto: Permuta financiera
Perfil: PYME
PDF: S_130718_BSANTANDER_JPI2_BENIDORM__PYME_SIN.pdf