Nueva confirmación a una sentencia contra Bankinter y a favor de un cliente particular. Los magistrados están de acuerdo en la deficiente labor informativa que hizo el banco con su cliente por lo que no se puede reprochar nada al cliente.

Un cliente particular ha recibido la confirmación de la nulidad de su contrato de la permuta financiera que había contratado con Bankinter en mayo de 2007. La Audiencia de Valladolid reafirma la sentencia de primera instancia en la que apreció un error esencial e inexcusable en la contratación del swap.

Los magistrados estiman que Bankinter realizó “una deficiente labor de información”, algo que solo es imputable a la entidad bancaria, por lo que “no se puede reprochar nada” a la decisión del Juzgado de Primera Instancia de Medina del Campo. Además, la sección tercera de la Audiencia califica las permutas financieras como un producto complicado y de difícil compresión para los clientes minoristas.

Para los magistrados, la lectura del clausulado no permite que los clientes sepan cuál es el funcionamiento de las permutas financieras. Los jueces afirman que no hay más que leer “lo relativo a las condiciones y consecuencias patrimoniales y de los requisitos para su modificación y resolución o cancelación”. Además, la sentencia de la Audiencia tiene en cuenta que la permuta fue ofrecida por el banco por lo que el nivel de información tenía que haber sido mayor.


Dirección letrada: Luis Francisco Gutiérrez Hernández
Banco: Bankinter, S.A.
Producto: Permuta financiera / Clip
Perfil: Particular
PDF: S_130702_BANKINTER_AP3_VALLADOLID_CONFIRMA_121214_JI1_MEDINADELCAMPO_SIN.pdf