Un matrimonio de ancianos fue engañado para que colocasen 100.000 euros en participaciones preferentes de Unión Fenosa y en 10 Valores Santander. Ahora, ambos productos han sido anulados por la justicia.

Banco Santander ha sido condenado por colocar productos tóxicos bancarios a un matrimonio de ancianos. La entidad financiera colocó a los clientes particulares participaciones preferentes de Unión Fenosa y diez Valores Santander por un valor total de 100.000 euros.

Para el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Gijón, hay varios datos que demuestran que la información que dio el banco a la pareja “fue inexistente”, pues no les facilitó en ningún momento documentos sobre las características y riesgos de las preferentes de Unión Fenosa. El magistrado afirma que si se les hubieran aportado una explicación real sobre lo que estaban contratando, los particulares nunca hubieran firmado estos productos.

La sentencia incide en el hecho de que si Unión Fenosa tuviese pérdidas en un ejercicio “no existiendo beneficio distribuible, los titulares de las preferentes perderían su derecho a recibir la remuneración”, pues ni emisor ni garante tendrían obligación. El juez remarca este hecho y considera que Banco Santander en ningún momento previo a la firma comentó esta característica del contrato. Ahora, la entidad financiera tendrá que devolver 50.000 en preferentes y otros 50.000 por la contratación de los Valores Santander.


Dirección letrada: Elena Manzón Heras
Perito: Cristóbal Verdú Nido
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Valores Santander y Participaciones Preferentes Unión Fenosa
Perfil: Particulares
PDF: S_130502_BSANTANDER_JPI4_GIJON_PREFERENTES_UNION_FENOSA_PARTICULAR_SIN.pdf