Un empleado del banco afirmó que el swap es un contrato sencillo, por lo que el juez considera por ello que es imposible que la entidad financiera diera la información correcta y exhaustiva que se debe dar ante un producto de esta complejidad.

Una pequeña empresa ha conseguido anular sus permutas financieras con Banco Popular en Jaén y recuperar los más de 20.000 euros que tuvo que abonar. El banco no pudo demostrar durante la vista del juicio que la PYME recibiese la información correcta y debida sobre el funcionamiento y consecuencias de los swaps.

Para el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Jaén, Banco Popular, a través del Banco Andalucía, no pudo corroborar que obró pensando en los intereses de su cliente, sino que si ofreció la permuta financiera era únicamente por los intereses que beneficiaban a la entidad financiera.

El juez considera que es “difícil de entender que el banco diese la información exhaustiva y suficiente” cuando la persona que la ofrece considera que los contratos de las permutas financieras son sencillos. Además, este trabajador de Banco Popular afirma que lo único que le dijo que a su cliente es que si el Euribor subía por encima de un determinado valor pagaría en banco y que se situaba por debajo de él, era el cliente quien pagaba.

Banco Popular nunca dio la información suficiente en los términos exigidos y, concretamente, sobre los riesgos que asumía con la firma del contrato.


Dirección letrada: Francisco Luis García Cerillo
Banco: Banco Popular, S.A. (Banco Andalucía)
Producto: IRS y Doble barrera
Perfil: PYME
PDF: S_130620_BPOPULAR_BANDALUCIA_JPI3_JAEN_PYME_SIN.pdf