Nueva condena a Bankia. Esta vez, Caja Rioja vendió un swap a un cliente particular, a quien dejó fuera de la normativa vigente con la escasa información que le proporcionó.

Bankia ha sido condenado nuevamente por la comercialización de permutas financieras. En este caso, la entidad de Caja Rioja colocó un swap a un cliente particular julio de 2008 sin la información necesaria para que pudiese entender y saber de la complejidad del producto.

Caja Rioja hizo que el cliente asumiese su propia responsabilidad ante un producto de alto riesgo sin la suficiente información y sin haberle practicado el test de idoneidad. Para el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Logroño, Bankia colocó a su cliente en la posición que la normativa vigente trata de evitar, por lo que la conducta de la entidad bancaria “no puede ser amparada”.

El cliente creyó estar contratando un contrato de seguro sin contraprestación alguna, sin embargo este hecho no pudo ser demostrado por Bankia durante el juicio, por lo que la sentencia afirma que se firmó el contrato bajo un error en el vicio del consentimiento. La entidad financiera ni advirtió de la caída de los tipos de interés ni de las costosas liquidaciones negativas que iba a tener el cliente.


Dirección letrada: José Martínez Ripa
Banco: Bankia, S.A.U. (Caja Rioja)
Producto: Permuta financiera de tipos de interés
Perfil: Particular
PDF: S_130603_BANKIA_CRIOJA_JPI7_LOGRONO_PART_FIRME_SIN.pdf