Bankia afirmó que el Euribor iba a caer ligeramente, aun sabiendo que los tipos iban a caer drásticamente, además de vender el producto como una forma de protección ante las subidas.

Una pequeña empresa ha logrado recuperar cerca de millón y medio de euros de las liquidaciones negativas que tuvo que pagar a Bankia por la contratación de dos permutas financieras entre 2007 y 2008.

La juez afirma que la redacción de los términos del contrato es difícil de entender y los llega a considerar como “oscuros” para minimizar los riesgos de la entidad bancaria. Además, la sentencia estima que la fijación y elección de los tipos no es casual sino que responde a intereses de la entidad bancaria.

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Palma de Mallorca tiene en cuenta la información suministrada por Bankia en los momentos previos a la contratación del producto. Como afirmó durante el juicio una empleada de la sucursal, el banco vendió la permuta financiera como un sistema para protegerse y contenerse de las subidas de los tipos de interés. La juez concluye que el Banco ofreció una información sesgada a la PYME, lo que le indujo al error.


Dirección letrada: Jaume Riutord Ramis
Perito: José Miguel Cregenzán Sanz
Banco: Bankia, S.A.U. (Bancaja)
Producto financiero: Swap tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_130621_BANKIA_BANCAJA_JPI13_PALMA_DE_MALLORCA_PYME_SIN.pdf