Más sentencias contra las permutas financieras de Banco Popular. Son tres los contratos anulados por la justicia, colocados a un cliente particular y a una pequeña empresa.

Banco Popular ha sido doblemente condenado por la venta fraudulenta de permutas financieras entre sus clientes. En ambos casos, la comercialización de los swaps a una pequeña empresa y a un cliente particular no contó con la debida y suficiente información para que supiesen que era lo que firmaban.

En Sevilla, el Juzgado de Primera Instancia número 25 afirma en su sentencia que no hubo ninguna prueba en que se demostrase que Banco Popular informase al afectado con las condiciones y consecuencias económicas de la permuta financiera. La juez estima que la entidad financiera tendría que haberse informado de las circunstancias económicas y personales de su cliente para que supieses qué producto podía o no recomendarle.

Los empleados de la entidad bancaria comentaron al cliente de forma telefónica que “se trataba de un seguro gratuito para bueno  clientes, garantizado por el Banco de España”. Además, confirmaron que no se le dio información alguno ni ningún folleto explicativo. Ahora, el cliente logrará recuperar los más de 18.000 euros que perdió con el swap.

Además, en Catarroja (Valencia), Banco Popular colocó a una PYME dos IRS en apenas 15 días de diferencia en mayo de 2008. Ahora, el Juzgado número 1 de la localidad valenciana ha ordenado la cancelación de sendos contratos.


Dirección letrada: Epifanio Ponce García
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: Particular
PDF: S_130401_BPOPULAR_JPI25_SEVILLA_PART_SIN.pdf


Dirección letrada: Francisco Luis García Cerrillo
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto:  IRS
Perfil: PYME
PDF: S_130626_BPOPULAR_JPI1_CATARROJA_PYME_SIN.pdf