Reproducimos nota de prensa y sentencia de Oscar Serrano del Collectiu Ronda.

En la presente sentencia se analiza un supuesto muy paradigmático, más allá de aquellos casos de los que recientemente se ha hecho eco la prensa, me refiero al típico caso del anciano preferentista o del enfermo por Alzheimer.  En este supuesto se analiza la compra de unas obligaciones subordinadas con vencimiento en el año 2018 por parte de un matrimonio joven, con estudios medios, pero con un perfil claramente minorista y conservador, en el que después que ella perdiera su trabajo y percibiera una  indemnizaran por ello, la comercial de la sucursal y el director de la misma, les aconsejaron colocar el dinero en este producto. Aunque la recomendación se hizo de buena fe por parte de estas personas, llevadas por las buenas expectativas que presentaba este producto en aquel momento, sin embargo no fueron capaces de explicar los riesgos íntrinsecos del mismo, bajo la promesa que el dinero estaba totalmente asegurado y que en cualquier momento se podría recuperar el capital.

El Juez considera incumplida la normativa que proteje a todo cliente minorista, y por este motivo resuelve anular la venta, devolver el capital al referido matrimonio con el abono de los intereses legales del dinero, al mismo tiempo que considera necesario devolver los cupones percibidos y los propios títulos al Banco.

 

S_130522_CCAT_JPI24_BARCELONA_DS_PART_SIN.pdf