APYMIFID ha logrado que Banesto reembolse unos 31.400 € a un corredor de seguros.

El Juzgado de Primera Instancia número 97 de Madrid ha estimado la nulidad de tres contratos swap, por un valor cercano al millón de euros cada uno, que fueron adquiridos por dos particulares pensando que eran coberturas para sus pólizas hipotecarias.

La entidad no presentó información previa a la contratación sobre los riesgos, evolución de los tipos de interés y posible coste de cancelación del producto.

Para la Juez, no es suficiente el aviso genérico acerca de los riesgos que existe dentro del contrato. Tampoco considera válida la clausula del contrato que exime a la entidad de toda responsabilidad sobre las posibles consecuencias del contrato. Asimismo, el director de la sucursal ha admitido que no mostró ninguna previsión de los tipos, ni que existía siquiera un coste de cancelación.

Banesto ha alegado que el demandante es un corredor de seguros con una hija licenciada en derecho, por lo que debía ser plenamente consciente de los riesgos de la operación. El Juzgado ha remitido a la sentencia del Tribunal Supremo, que afirma que aunque el cliente tenga estudios en una licenciatura en economía no comporta que sea conocedor de los riesgos del derivado.

También, se ha hecho mención a la sentencia de la Corte Federal Alemana, que califica a los swaps como “apuesta especulativa” y “negocio arriesgado”. Esta sentencia además subraya el desequilibrio entre las partes, recalcando la necesidad por parte del banco de facilitar toda la información que tenga disponible sobre el estado y riesgos del producto, de manera que el cliente parta en igualdad de condiciones frente al banco.


Dirección Letrada: Patricia Gabeiras Vázquez.
Perito: David García Muntane.
Banco: Banesto
Producto: Swap.
Perfil: Particular.
PDF:S_130211_BANESTO_JPI97_MADRID_APYMIFID_AUT_CORREDOR_SEGUROS_TS_ALEMAN_SIN.pdf