Nueva sentencia desde el Collectiu Ronda

Aunque en este caso se trate un importe pequeño (5.000 €) destacamos esta sentencia dictada por la Juez de Primera Instancia núm. 33 de Barcelona, por ser muy completa y bien razonada.

En primer lugar se destaca que aunque las participaciones preferentes fueron emitidas por una sociedad filial de Catalunya Caixa, – por cierto, domiciliada en las Islas Caimán – , ésta estaba participada al 100% por la entidad financiera, y por eso considera que la responsable de la colocación de estos títulos es de Catalunya Caixa y no la empresa filial, puramente instrumental.

La entidad financiera colocó unas preferentes en febrero de 2011, a una señora con un perfil claramente conservador y minorista, a pesar que en su Test de Conveniencia se hizo constar que tenía un perfil “avanzado” y con conocimientos financieros suficientes. Sin embargo, después del interrogatorio de las partes, y a la vista de la documentación aportada, la Juez llega a la conclusión que tal categorización es irrisoria e increíble.

Considera, además, que aunque la cliente no leyera el contrato, ello no excusa a la entidad de ofrecer una información clara, completa y suficiente, cosa que no hizo, entre otras cosas porque no consta probado que la entidad le entregara el folleto de la emisión, y porque aunque se hubiese entregado, era evidente que dada su complejidad, la señora tampoco lo hubiese comprendido.

Por estos motivos, se estima la demanda y se condena a la entidad a devolver el importe de la inversión, junto con el pago de las costas procesales.

Oscar Serrano.

S_130529_CCAT_JPI33_BARCELONA_PREFERENTES_PART_SIN.pdf