BBVA nunca dio información sobre qué pasaría si los tipos de interés caían. Las liquidaciones negativas que podía tener la empresa ascendían hasta los 3.000 euros.

Una pequeña empresa ha logrado anular el contrato por el que adquirió una permuta financiera en marzo de 2008 con BBVA. La juez considera que la información que facilitó la entidad bancaria a la PYME fue insuficiente y no contó con todas las simulaciones y ejemplos necesarios para que se hiciese una idea realista del producto que contrataba.

El administrador de la empresa afirmó durante el juicio que el director de la sucursal de BBVA le ofrecía en todo momento un seguro de tipos de interésque le iba a proteger  ante un posible subida de tipos”,  antes de la caída de los mismos. La sentencia, emitida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Benavente (Zamora), recoge que BBVA nunca utilizó la palabra swap.

Las omisiones informativas del banco fueron tales que el cliente nunca supo que ocurriría si los tipos de interés bajaban. Ocultó que en caso de descenso, la empresa tendría que abonar liquidaciones al banco por importes de hasta 3.000 euros. Además, las escasas informaciones previas a la contratación del swap fueron realizadas telefónicamente e iguales a las que se habían aportado en los días previos.

Para la juez, “tampoco quedó claro que se hubieran realizar las simulaciones oportunas relativas a un posible descenso del Euribor”, como así sucedió posteriormente. Recuerda la magistrada en su sentencia que los bancos “están en una mejor posición de previsión e incluso de teorizar dado que es su ámbito de actividad” por lo que la elección de los tipos aplicables no puede ser “un capricho, sino que obedece a un estudio previo.


Dirección letrada: José Luis Fernández de Lamadrid
Banco: BBVA, S.A.
Producto: Permuta financiera tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_130517_BBVA_JPIEI1_BENAVENTE_PYME_SIN.pdf