Más condenas contra Bankinter por sus swaps. El banco sabía perfectamente cuáles eran los productos financieros contratados anteriormente por la empresa, entre los que no figuraba ninguno de alto riesgo.

Bankinter ha vuelto a ser condenada por la comercialización de sus permutas financieras. Esta vez, ha sido una pequeña empresa la afectada por estos productos tóxicos quien, ahora, recibirá el importe de las liquidaciones y la cancelación del contrato firmado con la entidad bancaria.

La sentencia, redactada por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Arona, afirma que el banco tuvo acceso a la contabilidad financiera de la empresa. En ella, pudo comprobar que su cliente no tenía contratado ningún producto similar a la permuta financiera, por lo que los conocimientos de los administradores no eran muy elevados en cuanto a productos de alto riesgo.

Para la juez, el hecho de que la PYME hubiese contratado los servicios de un auditor para la presentación de las cuentas anuales, “no demuestra un conocimiento en este tipos de productos”. El auditor, como se refleja en la sentencia, no tuvo ninguna posibilidad ni intervención a la hora de aconsejar a la empresa en los momentos previos a la firma del producto.

Además, la sentencia estima que la información prestada por Bankinter a la empresa no fue o suficiente que debiera haber sido en relación con la categoría de cliente minorista. La empresa creyó estar contratando una póliza frente a las posibles subidas  de los tipos de interés.


Dirección letrada: Miguel Ángel Estinguín Capella

Banco: Bankinter, S.A.

Producto: Swap

Perfil: PYME

PDF: S_130524_BANKINTER_JPI2_ARONA_PYME_SIN.PDF