Nueva condena en Elche a Banco Popular por un IRS. El director de la sucursal obvió el test de conveniencia además de no saber distinguirlo del test de idoneidad. La escasa información provocó un error en la clienta.

Banco Popular ha vuelto a ser condenado por la comercialización irregular de sus permutas financieras. En esta ocasión, colocó un IRS a una clienta particular en septiembre de 2008 sin la debida información previa lo que provocó un error en el consentimiento del producto.

Para el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Elche (Alicante) los trabajadores de la sucursal de Banco Popular infringieron “sus deberes elementales como la calificación del cliente o la información dada”. Además, no realizaron el test de conveniencia a la afectada antes de la contratación del producto.

Para el juez este hecho es de “notoria relevancia” pues el director de la sucursal de la entidad financiera no supo diferenciar el test de conveniencia del test de idoneidad “ni determinar la procedencia de éste. Recuerda el magistrado que la realización del test de conveniencia es obligatoria y que en este caso “lisa y llanamente se obvió”.


Dirección letrada: José Miguel Guillén Soria
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: IRS
Perfil:Particular
PDF: S_130528_BPOPULAR_JPI1_ELCHE_PART_SIN.pdf