El banco no pudo demostrar que existiese un contrato firmado entre las dos partes. Además invitó al autónomo afectado por el collar de que contratase un préstamo para pagar las liquidaciones negativas.

Banco Santander ha sido condenado por la colocación de un collar a un autónomo por el que el banco obtuvo unos ingresos de más de 4.200 euros, procedentes de las liquidaciones negativas.

Para el juez del Juzgado de Primera Instancia número 9 de Santa Cruz de Tenerife, lo peculiar de este caso es que no existe ningún documento que pueda demostrar que hubiese un contrato firmado entre las partes. El segundo de la sucursal bancaria del Banco Santander afirmó durante el juicio “que debió perderse en la mudanza de la oficina”.

Esto no es lo único destacado para el juez, ya que Banco Santander invitó a su cliente a que contratase un préstamo para que pudiese pagar los 4.252 euros de las liquidaciones más el coste de la cancelación que sería “calculado por el banco en base a futuras evoluciones de los tipos de interés”.

Además, la sección 14 Audiencia Provincial de Barcelona ha confirmado la anulación de otro swap del Banco Santander.


Dirección letrada: Miguel Ángel Estiguín Capella

Banco: Banco Santander, S.A.

Producto: Collar

Perfil: Particular – Autónomo

PDF: S_130228_SANTANDER_JPI9_SC_TENERIFE_COLLAR_NULIDAD_PRESTAMO_AUT_SIN.pdf


Dirección letrada: Daina Grinbergs

Banco: Banco Santander, S.A.

Producto: Swap

Perfil: PYME

PDF 1ª Instancia: S_110923_SANTANDER_JPI52_BARCELONA_PYME_SIN.pdf

PDF Audiencia: S_130222_SANTANDER_AP14_BARCELONA_CONFIRMA_110923_JPI52_BARCELONA_PYME_SIN.pdf