Un juzgado de Palma de Mallorca ha ordenado la devolución de casi 80.000 euros a una pequeña empresa por la contratación de una permuta financiera del BBVA. El banco entregó a los administradores de la empresa un folleto que no correspondía con el del swap.

Una PYME ha logrado anular un swap del BBVA por valor de más de 2.650.000 euros y que le causó pérdidas por valor de 79.808 euros más los intereses. La jueza ha tenido en cuenta el folleto informativo que la entidad bancaria dio a la empresa para proceder a la anulación del contrato entre las partes.

Según la sentencia, el folleto que entregó BBVA a la pequeña empresa explicaba otro producto completamente diferente al que se contrató, pues “no coincide el plazo, ni el tipo de interés ni el sistema”. Además, el proceso de contratación deja serias dudas para la jueza, pues se contrató telefónicamente en donde no se habla de la comisión de cancelación ni del coste que podría implicar su utilización.

Además, la jueza del Juzgado de Primera Instancia número 5 de la capital balear no considera que suficiente que el administrador de la empresa hubiera sido director de una sucursal bancaria hasta el 2001 para que “que sea un experto en productos derivados” como es el swap que firmó y que comenzaron a venderse a partir de 2003.


Dirección letrada: Blanca A. Barrios
Perito: David García Muntané
Banco: BBVA, S.A.
Producto: Swap tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_130228_BBVA_JPI5_PALMA_DE_MALLORCA_PYME_SIN.pdf