Nueva condena a Banesto por la colocación de permutas financieras. En esta ocasión, la confianza que había depositado la empresa en el banco provocó que no recibiese información ni antes ni después de la firma del contrato.

La Audiencia Provincial de Alicante ha confirmado la nulidad de una permuta financiera que Banesto colocó a una pequeña empresa de de Villajoyosa. Para los magistrados, la información aportada por la entidad financiera a la PYME no fue lo suficientemente correcta cómo para que la empresa supieses lo que estaba contratando.

La sección octava de la Audiencia considera que la empresa y Banesto tenían una “gran relación de confianza surgida durante muchos años”. Por ello, creen que no le es exigible al cliente “una carga obligatoria para que se informase pues “legítimamente se puede confiar en que las entidades suministres información veraz y completa” a los clientes.

Los magistrados afirman que en el caso de la empresa, Banesto vendió un swap a una empresa cuyo administrado no era un experto en productos financieros “complejo y sofisticados”. Además, no tenía ninguna experiencia ni conocimientos previos en el producto y la única razón por la que contrató la permuta financiera era la confianza que le inspiraba el director de la sucursal.


Dirección letrada: Martín Enrique Núñez Benito
Banco: Banesto, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: PYME
PDF 1ª sentencia: S_120716_BANESTO_JPI3_VILLAJOYOSA_PYME_SIN.pdf
PDF: S_130228_BANESTO_AP8_ALICANTE_CONFIRMA_120716_JPI3_VILLAJOYOSA_PYME_SIN.pdf