La confirmación contra Banco Santander llega casi dos años después

La Audiencia Provincial número 13 de Barcelona ha confirmado la condena por error y vicio en el consentimiento que en su día realizo el Juzgado de Primera Instancia número siete de Rubi contra Banco Santander. El banco comercializo a una empresa un Swap Convertible con Cap y con Knock-Out sin explicar el funcionamiento y riesgos del producto.

La pyme afectada mostró en su momento preocupación por la subida del Euribor y las consecuencias en su préstamos bancario. La entidad le ofreció el contrato de permuta financiera de tipos de interés como una cobertura que le protegería frente a las subidas de los tipos de interés, estabilizado las cuantías variables.

Banco Santander comercializó el producto sin hacer ningún tipo de simulación de escenarios ni explicar que si bajaba el Euribor podía suponer dinero a pagar por la empresa. La entidad debió informar del carácter especulativo y de alto riesgo que entrañan este tipo de productos.

Tampoco informó sobre el coste de cancelación, que superaba los 7.000 euros. Un coste que era desconocido para el cliente y que lo acababa atrapando dentro del contrato swap sin posibilidad de salir.

En total, la permuta supuso para el afectado 8.770 euros en liquidaciones negativas. Teniendo en cuenta que el cliente no tenía experiencia con estos productos, y visto el alto impacto que tuvo el contrato en la economía de la empresa y particular de los afectados, los magistrados han confirmado la nulidad del contrato y el reembolso de las pérdidas generadas por el IRS.

Además, han destacado que, pese a que no tenía la obligación cuando se suscribió el contrato (2007), hubiera sido conveniente que la entidad analizara el grado de experiencia y adecuación del producto a los intereses u necesidades del cliente. Algo que no realizó.


Dirección Letrada: Miguel Cervilla Domínguez
Banco: Banco Santander
Producto: Swap
Perfil: Pyme
PDF: S_130131_BSANTANDER_AP13_BARCELONA_CONFIRMA_110428_JPI7_RUBI_PYME_SIN.pdf