Casi 30.000 euros tendrá que devolver Banco Popular a un cliente particular por la colocación de aportaciones subordinadas de Fagor. El Banco Popular se allanó ante la demanda y, aun así, el juez le condenó a pagar las costas del procedimiento.

Banco Popular se ha allanado ante una demanda de un cliente particular al que le colocó unas aportaciones financieras subordinadas de Fagor. Por ello, la entidad financiera tendrá que devolver los 24.598,64 euros que los clientes tuvieron que abonar para hacer efectiva la compra de las aportaciones subordinadas.

A esto, además el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Tafalla (Navarra) ha ordenado que Banco Popular aporte casi 4.000 euros más en concepto de indemnización por los daños y perjuicios que la contratación del producto ocasionó a su cliente.

Además, la entidad bancaria deberá proceder a abonar los costes judiciales del proceso, pues “el allanamiento tuvo lugar en el proceso de contestación a la demanda”. El juez tiene en cuenta la carta que el cliente envió a la Asociación de Consumidores Irache en la que afirmaba que “el afectado tenía una situación económica delicada y que de haber conocido las condiciones del producto, no lo habría firmado”.


Dirección letrada: Ignacio Ferrer-Bonsoms y José Luis Sanjurjo

Banco: Banco Popular, S.A.

Producto: Aportaciones subordinadas Fagor

Perfil: Particular

PDF: S_130403_BPOPULAR_JPIEI2_TAFALLA_SUBORDINADAS_FAGOR_PART_SIN.pdf