Un consumidor ha logrado recuperar más de 10.000 euros que perdió por culpa de un contrato de una permuta financiera. El juez afirma que los swaps no son ni entendibles por empresarios medios y que sólo los expertos entienden las complejas definiciones que abundan en los contratos.

La Caixa ha vuelto a ser condenada por la venta fraudulenta de permutas financieras a clientes particulares. La justicia le ha ordenado anular un contrato de un swap que colocó a un consumidor además de devolverle las cuantías de los importes por las liquidaciones negativas, que ascendieron a más de 10.800 euros.

La sentencia, emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Logroño, afirma que “solo un experto en la materia puede comprender lo que implican las fórmulas de cálculo” que estaban presentes en la redacción del contrato. El juez hace extensible este razonamiento a las cuantiosas “y complejas” definiciones que aparecen en el contrato suscrito entre las partes. El magistrado afirma que “sin un conocimiento muy profundo en la materia resulta imposible alcanzar un meridiano entendimiento.

Para el juez, no La Caixa no puede afirmar que cumplió con el deber de información. Sin explicación, el contenido del contrato “es incompresible” hasta para un “empresario medio que no sea del sector financiero. La entidad catalana no ofreció ningún tipo de simulación sobre los diferentes escenarios y liquidaciones a su cliente.


Dirección letrada: Francisco Jalón López
Banco: CaixaBank, S.A. (La Caixa)
Producto: Permuta financiera
Perfil: Particular
PDF: S_130217_CAIXABANK_LACAIXA_JPI6_LOGRONO_PART_SIN.pdf