Banco Santander deberá devolver casi medio millón de euros a una pequeña empresa en Vizcaya. El banco negó la posibilidad de una lectura previa a la empresa, además de ofrecer una información incompleta y sesgada.

La Audiencia de Vizcaya ha confirmado la sentencia en la que se condenaba a Banco Santander a devolver más de 400.000 euros a una pequeña empresa. Los magistrados de la sección consideran que la entidad financiera no ofreció la información necesaria ni dejó que los representantes de la PYME pudiesen leer el contrato.

La sentencia, redactada por la sección octava de la Audiencia Provincial, afirma que Banco Santander no mostró a la empresa los dos esquemas y el gráfico “que conforman el tríptico” que la entidad sí presentó durante el juicio. Los magistrados consideran además que esta información que “de poco o nada sirven para conocer y comprender la naturaleza y el alcance de lo que se iba a contratar.

La empresa no sólo no pudo leer detenidamente del contrato, sino que la primera vez que vio los papeles fue en el momento anterior a la firma. En este momento, Banco Santander les negó la posibilidad de leerlos “sosegadamente y con detenimiento” como afirman los magistrados. Esto impidió que la empresa se formase adecuadamente su voluntad negocial y lo que provocó fue un “consentimiento viciado”.

La sección afirma en su sentencia de confirmación que Banco Santander ofreció una información absolutamente “incompleta y sesgada”, además de imponer a la PYME la suscripción de las permutas financieras como requisito previo para la firma de un préstamo hipotecario. Esto le provocó unas pérdidas 402.631 euros a la sociedad limitada.


Dirección letrada: Amaya Barrenechea Judez
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Swap flotante bonificado
Perfil: PYME
PDF 1ª Instancia: S_120502_SANTANDER_JPI11_BILBAO_pyme_SIN.pdf
PDF Audiencia: S_130201_BSANTANDER_AP5_VIZCAYA_CONFIRMA_1……pdf