Banco Popular no dio ningún tipo de información a su cliente y fue incapaz de aportar algún documento que demostrase que sí informó y dio a conocer las características de la permuta. El juez considera que fue nula la información dada por Banco Popular.

Un cliente particular ha conseguido vencer a Banco Popular por haberle colocado el banco una permuta financiera en el 2007. Por ello, el banco tendrá que proceder a la anulación del contrato entre ambas partes y a dejar sin efecto las liquidaciones que tuvo que pagar su cliente,  por éste recibirá todo el dinero perdido.

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Granollers (Barcelona) entiende que el contrato que Banco Popular hizo firmar a su cliente es de elevada complejidad, a pesar de que “el anexo incluyese fórmulas contables para la determinación de intereses y saldos”. Además, el juez tiene en consideración la falta de pruebas que el banco no aportó para demostrar la información que supuestamente dio al afectado.

Banco Popular tampoco presentó información o documento alguno “sobre las características de la permuta financiera” que tenía que aportar en los momentos previos a la firma del contrato. Todo ello, propició que la información y el conocimiento previo que tenía el cliente sobre el swap fuese nulo.


Dirección letrada: Arcada Sala-Planell
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: Particular
PDF: S_130218_BPOPULAR_JPI5_GRANOLLERS_PART_SIN.pdf