Nueva sentencia contra el Banco Santander por la colocación de un IRS a una pequeña empresa sevillana. Informó de manera general y completamente insuficiente. La empresa tuvo una primera liquidación de 2.889 euros en su contra.

Una empresa afectada por un IRS de Banco Santander ha logrado recuperar el importe de las liquidaciones negativas que tuvo que pagar a su entidad. Además, su entidad bancaria deberá proceder a la cancelación de los contratos firmados entre las partes  por no informar correctamente sobre el producto.

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Dos Hermanas (Sevilla) considera que la información que Banco Santander dio a la pequeña empresa fue “muy general y completamente insuficiente”.  El banco fue incapaz de demostrar que informó extensamente y sólo mantuvo unas conversaciones con el gerente de la empresa. Sin embargo, quien firmó el swap fue la esposa de éste.

La jueza considera que en las conversaciones previas que la entidad financiera mantiene con su cliente se ofrece una información limitada. Además, no ofreció el contrato hasta los momentos antes de la firma del mismo, por lo  que la empresa no pudo comprender y saber el alcance de la compra del IRS.

Banco Santander nunca les especificó que las liquidaciones negativas podían ser de un gran importe, como así ocurrió en la primera. En ella, la empresa tuvo que pagar un importe de 2.889,43 euros.


Dirección letrada: Francisco de Asís Roldán Garrido
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: IRS
Perfil: PYME
PDF: S_130108_BSANTANDER_JPI4_DOS_HERMANAS_PYME_SIN.pdf