CaixaBank deberá abonar más de 10.000 euros a una clienta suya a la que colocó una permuta financiera. La información que dio la entidad bancaria no fue completa, correcta ni veraz.

Una clienta de La Caixa conseguirá recuperar el dinero pagado a la entidad financiera por la contratación de una permuta financiera. La justicia ha ordenado la devolución de los 10.427 euros que La Caixa recibió de la afectada además de la cancelación del contrato entre ambas partes.

Para la jueza del Juzgado número 4 de Primera Instancia de Pamplona la información que le proporcionó CaixaBank no fue “completa, correcta ni veraz”. Las omisiones sobre los aspectos principales del contrato “produjeron en el cliente un conocimiento equivocado sobre el verdadero riesgo que iba a asumir” con su firma. La Caixa le afirmó que era un producto financiero que le protegería sobre las subidas de los tipos de interés. Sin embargo, la magistrada lo califica de “contrato de elevado riesgo que comportó grandes pérdidas”.

Según la sentencia, La Caixa tendría que haber planteado a la clienta que se podía producir una bajada de tipos, como así realmente ocurrió. Sin embargo, CaixaBank no pudo nunca demostrar que había realizado esto.

La Caixa sabía perfectamente que la permuta financiera no era un producto adecuado para su clienta. El test que le realizó descubrió que la afecta “entendía algunos conceptos financieros básicos”, pero que nunca había trabajado en el sector financiero. Tampoco tenía experiencia con otras entidades en la contratación de swaps, por lo que las permutas era completamente desconocidas para ella.


Dirección letrada: Ignacio José Ferrer-Bonsoms Hernández
Banco: CaixaBank, S.A. (La Caixa)
Producto: Swap tipos de interés
Perfil: Particular
PDF: S_130213_LA_CAIXA_JPI4_PAMPLONA_PART_SIN.pdf