Para el magistrado ninguna persona contrataría un swap si no es porque el banco le informa sobre un producto  completamente opuesto. Una familia contrató un Clip de Bankinter que le costó una cancelación de 2.000 euros.

Una familia ha logrado cancelar el contrato de su Clip Hipotecario Óptimo con Bankinter, además de la restitución de los importes de las liquidaciones negativas pagadas al banco y el coste de cancelación que tuvieron que abonar: más de 2.000 euros.

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Valladolid considera que la familia no tuvo la información deseada y requerida para la contratación de una permuta financiera de estas características. Para el juez, nadie firmaría un contrato tan gravoso y falto de objetivo si no es porque se lo ofrecen y lo venden creándole una imagen distorsionada.

Bankinter no permitió saber a los clientes el coste de cancelación del producto, ni siquiera de una forma aproximada. El juez considera que el coste puede variar en función de las variables del mercado, sin embargo las entidades financieras deben advertir de hasta cuánto puede ascender.

Además, la sentencia estima que no vale como información correcta la plasmación de una fórmula matemática “de difícil comprensión”, sino que se debe reflejar “en un folleto informativo, el cual no existió y no se aportó a la familia afectada del Clip.


Dirección letrada: José Luis Fernández de Lamadrid

Banco: Bankinter, S.A.

Producto: Clip

Perfil: Particular

PDF: S_130301_BANKINTER_JPI4_VALLADOLID_CLIP_PART_SIN.pdf