El Juzgado de Primera Instancia número 33 de Barcelona ha estimado la nulidad por error del contrato marco y de confirmación de permuta financiera suscrito por una pyme. Banco Santander deberá reembolsar las pérdidas generadas por las liquidaciones del swap.

La entidad ofreció la permuta como un seguro que limitaba la subida del Euribor en los préstamos contratados. Durante la firma, Banco Santander no facilitó ningún dossier, folleto o ejemplo gráfico que explicara el funcionamiento y los riesgos del producto. Tampoco ha quedado demostrado que se entregara una copia del contrato para ser estudiada, pese a que la demandada lo afirma.

La permuta financiera, comercializada con esta falta de diligencia informativa, supuso una carga económica importante para la empresa, la cual sufrió liquidaciones de hasta 100.000 euros. Debido a esto,  tuvo que suscribir hasta tres pólizas para hacer frente a los pagos generados por el IRS.

A esta falta de información hay que añadir que el afectado, que trabaja en el sector de la hostelería y cuyos estudios se limitan a sexto de EGB, era un cliente minorista al que no se hizo ningún tipo de test para evaluar sus conocimientos sobre el producto. De este modo, teniendo en cuenta el carácter complejo y difuso en el que está redactado el contrato, aunque la entidad hubiera entregado una copia del contrato para su estudio el afectado hubiera sido incapaz de entender su contenido.

La Juez ha dado la razón a la demandante, afirmando que si el cliente hubiera recibido toda la información que la entidad tenía que facilitar, no hubiera suscrito un contrato tan arriesgado y desigual entre sus partes.


 
Dirección Letrada: Arcadi Sala-Planell
Banco: Banco Santander
 Producto: Swap
Perfil: Pyme
PDF: S_130225_BSANTANDER_JPI33_BARCELONA_SL_SIN.pdf