La Audiencia de Barcelona da la razón a una empresa frente a un swap de Unnim. Esta sentencia va más allá que la de primera instancia y estima completamente la demanda de la pequeña empresa.

Caixa Sabadell, perteneciente ahora a Unnim, deberá anular el contrato de una permuta financiera que había firmado con una pequeña empresa. Además, Unimm tendrá que devolver los importes cobrados a la PYME durante la vigencia del contrato, en total casi 4.000 euros.

La sentencia, emitida por la sección 15ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, revoca la de primera instancia. En ésta, los magistrados han tenido en cuenta la totalidad de la demanda interpuesta por la empresa contra Unnim. Según la sentencia, no existe ninguna prueba de la empresa recibiese la información necesaria por parte de la entidad financiera antes de la contratación de la permuta financiera.

La empresa confirmó durante el juicio que Unnim nunca le preguntó sobre su experiencia inversora. Los magistrados consideran que en estos casos son las entidades bancarias y financieras las que deben demostrar que solicitaron al cliente su historial inversor así como que le dieron la información sobre riesgos y características del producto que iban a contratar.

Los magistrados afirman que durante la fase previa a la firma del contrato, Caixa Sabadell vendió la permuta financiera como un seguro que “le cubría las posibles subidas de los tipos de interés”.


Dirección letrada: Araceli Requena Raya
Banco: UnnimCaixa, S.A.U. (Caixa Sabadell)
Producto: Swap tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_130107_UNNIM_AP15_BARCELONA_CONFIRMA_111124_JM10_BARCELONA_PYME_SIN.pdf