El Juzgado de Primera Instancia número cinco de Logroño ha condenado a BBVA por la comercialización de un swap a un particular sin disponer la información previa necesaria para la contratación. El cliente, minorista, tan solo recibió una escasa información verbal.

El cliente adquirió la permuta financiera de tipos de interés después de que un empleado del banco se lo ofreciera como un seguro para cubrirse ante la subida de los tipos de interés. Algo que destacaron como bastante probable durante la comercialización.

Como en otros casos, el banco no presentó ningún documento o folleto explicativo que detallara el funcionamiento del producto. En ningún momento se habló de las consecuencias que podría tener el IRS si los tipos bajaran, solo el contrato hacia una ambigua mención, difícil de interpretar por cualquier persona ajena a este tipo de productos financieros complejos y especulativos.

El producto tan solo fue explicado en una sola charla y de manera verbal, lo cual se puede considerar escaso teniendo en cuenta que la calificación del cliente es la de minorista. Calificación que no fue efectuada por la entidad, ya que no realizó ningún test de idoneidad que evaluara si el swap se ajustaba a las necesidades del cliente ni el tipo de protección por los intereses que debía guardar la entidad.

Tampoco se habló de la existencia de un coste de cancelación anticipada, y mucho menos de la cifra a la que podía ascender, que en este caso fue de 11.940 euros que pago la demandante para desvincularse.

Por todo ello, el Juez ha estimado la existencia de error y vicio en el consentimiento, declarando nulo el contrato y condenando a BBVA a devolver las pérdidas que generó el swap al cliente.


Dirección Letrada: Alicia Rodrigo López
Banco: BBVA
Producto: Swap
Perfil: Particular
PDF: S_121221_BBVA_JPI5_LOGRONO_PART_SIN.pdf