Tanto el director de la sucursal como uno de los empleados desconocían la necesidad de realizar el test de conveniencia a los clientes.

El Juzgado Mercantil de Girona ha condenado a Nova Caixa Galicia por la comercialización de un swap a dos particulares sin facilitarles la información previa que exige la Ley del Mercado de Valores para la venta de estos productos a minoristas. El Juez ha declarado la existencia de error y vicio en el consentimiento y declarado nulo el contrato, obligando a la entidad a devolver la suma generada por las liquidaciones negativas.

Los afectados, diplomados en enfermería, adquirieron el swap en 2008 como un seguro de cobertura frente a la subida de los tipos de interés. En la publicidad se vendía como un método para lograr congelar el Euribor y asía lograr que el tipo a pagar fuera fijo.

Como en otros casos, durante la contratación no se realizó ningún tipo de simulación de escenarios según la evolución del Euribor ni se informó de la existencia de liquidaciones negativas. Tampoco se hizo referencia al coste de cancelación y la suma que podía alcanzar.

A los clientes no se les realizó ningún tipo de test de conveniencia, algo habitual en otras demandas relacionadas con este tipo de productos, pero en este caso, cabe destacar que ni el director de la sucursal ni uno de los empleados sabían de la necesidad de realizar el test MIFID que exige la Ley del Mercado de Valores. De hecho, el director ha declarado que «no sabía nada del test MIFID».


Dirección Letrada: Arcadi Sala-Planell
Banco: Nova Caixa Galicia
Producto: Swap
Perfil: Particular
PDF: S_120522_NCGALICIA_JM1_GIRONA_PART_SIN.pdf