El Juez ha declarado nulo el contrato y condenado a BBVA a devolver los 37.875 euros que generó el producto en pérdidas.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Bergara ha estimado la existencia de error y vicio en el consentimiento en la suscripción de un contrato swap por parte de una pyme. BBVA no informó correctamente sobre el producto; ejerciendo malas prácticas bancarias.

Un empleado de la sucursal presentó al afectado el contrato de permuta financiera de tipos de interés como una cobertura que limitaría el precio a pagar por la subida del Euribor.

Durante la firma no se llegó a entregar ningún folleto o documento que explicara los riesgos que conllevaba el producto. Tampoco consta que se diera una charla en la que se expusieran diversos escenarios de actuación del IRS.

Analizando el contrato, el Juez destaca la complejidad del contrato y sus numerosas referencias al Contrato Marco de Operaciones Financieras, las cuales lo hacen aún más complejo, sobre todo teniendo en cuenta que el cliente no firmó este documento y no consta siquiera que BBVA entregara este contrato marco al cliente. Además, tampoco existe constancia de que se mencionara la existencia de coste de cancelación anticipada.

Por último, no se realizó ningún tipo de test de idoneidad que analizara si el producto era adecuado para el cliente –el cual era minorista-, tal y como ya exigía la normativa MIFID en 2008.


Dirección Letrada: Unai Carreras Santesteban
Banco: BBVA
 Producto: Swap
Perfil: Pyme
PDF: S_20130121_BBVA_JPIeI2_BERGARA_pyme_SIN.pdf