El Juzgado de Primera Instancia número cuatro de Bilbao ha condenado a Banco Santander por la comercialización de un swap a una SA sin la necesaria información previa a la contratación. La Juez ha estimado la existencia de error y vicio en el consentimiento y la nulidad de swaps (hasta 7) adquiridos por el cliente desde 2004. La entidad tendrá que reembolsar los 82.400 euros de pérdidas que generaron los IRS.

El cliente contrató dos swaps iniciales. Ambos fueron adjuntados como un seguro gratuito para limitar la subida de los tipos junto a dos préstamos solicitados por el dueño de la empresa. En ninguno de los casos se explicó, o al menos no consta,  las posibles consecuencias negativas del producto, ni se entregó un folleto explicativo que simulara los diversos escenarios en los que podía actuar.

Tampoco se entregó una copia del contrato que pudiera ser revisada durante la firma y esta no fue facilitada hasta 2009, fecha en que la empresa realizó una petición formal.

Los swaps contratados fueron cancelados anticipadamente varias veces, siempre en el momento en que iban a vencer. El primero se llegó a cancelar y reestructurar hasta en cuatro ocasiones. El segundo tan solo una. En total, tras todas estas cancelaciones, la cifra de cancelación anticipada de ambas permutas ascendía a 220.000 euros.

Ante estos hechos, el director de la sucursal ha indicado que estas reestructuraciones se realizaban cuando las indicaba el departamento de tesorería, que él no tenía constancia de la bajada de tipos, que en todo momento actuó pensando en el bien del cliente. También se excusó sobre la ausencia de información acerca del coste de cancelación alegando que era algo que se indicaba desde Madrid, por lo que él no lo podía saber.


Dirección Letrada: José Manuel Orgarte Ortiz
Banco: Banco Santander
Producto: Swap
Perfil: SA
PDF:S_120618_BSANTANDER_JPI4_BILBAO_SA_SIN.pdf