La entidad presentaba el swap como un un contrato que permitía fijar una cuota mensual independientemente de la evolución del Euribor.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Laviana, Asturias, ha estimado la nulidad de un contrato swap suscrito por un particular con BBVA. El Juez declara la existencia de error y vicio en el consentimiento por falta de diligencia informativa hacia un cliente minorista. El cliente contrató, debido a la subida que estaba sufriendo sus cuotas debido a la subida del Euribor, un Contrato de Cuota Segura en 2009. La entidad le presentó el producto como un seguro que le fijaría las cuotas mensuales, estableciendo una mensualidad fija por sus préstamos por mucho que subieran los tipos. El afectado, minorista y sin experiencia en productos financieros complejos y especulativos -como los swaps-, no recibió, o al menos no consta, ningún folleto informativo acerca del funcionamiento del producto. Tampoco ninguna referencia sobre la posibilidad de que la permuta pudiera causar pérdidas en caso de bajada del Euribor. El contrato, solo hace mención a una cierta volatilidad y dependencia de la evolución de los tipos, pero en ningún caso presenta una clara explicación del funcionamiento del producto; y mucho menos para clientes no profesionales. Por último, no se expuso al demandante la existencia de coste de cancelación y la alta cuantía que este podía alcanzar.


Dirección Letrada: Juan José Astorgano Gutierrez Banco: BBVA Producto: Swap Perfil: Particular PDF: S_130201_BBVA_JPIEI2_LAVIANA_PART_SIN.pdf