La abogada Patricia Gabeiras ha logrado una nueva victoria para un afectado. En este caso, Banesto deberá devolver más de 40.000 euros a un autónomo de Tarragona a quien había colocado una permuta financiera sin que tuviese necesidad de contratarla. La sentencia es firme puesto que Banesto no la ha recurrido.

APYMIFID ha logrado que un farmacéutico recupere los 41.614 euros que tuvo que pagar a Banesto por las liquidaciones resultantes de un swap. Banesto no cumplió ni el más mínimo deber de información en los aspectos esenciales del contrato y del producto, según la sentencia. “Nadie en su sano juicio aceptaría su consentimiento a un producto que puede tener cargos de más de 8.000 euros”, afirma la jueza.

Banesto no informó a su cliente sobre los riesgos que tenía la permuta financiera y, como consecuencia, de las posibles pérdidas que le podía generar durante la vigencia del contrato. El banco tampoco ofreció información sobre “la evolución histórica de los tipos de interés”, ni dio simulaciones sobre una bajada de los tipos de interés, una omisión relevante según la sentencia.

Para la jueza del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Tarragona, la única información que dio Banesto a su cliente fue el contrato. Sin embargo, el perito lo califica comoinformación insuficiente como para adoptar una inversión racional. Considera que de “haberse expuesto numéricamente los beneficios y pérdidas” del swapningún inversor racional habría aceptado” el producto.

Banesto ofreció la permuta financiera sin haberla solicitado el cliente. El banco la presentó como una “operación aconsejable” para el cliente. Sin embargo, la entidad de crédito nunca verificó si el carácter del producto era adecuado al perfil del cliente.


Dirección letrada: Patricia Gabieras Vázquez
Perito: José Miguel Cregenzán Sanz
Banco: Banesto, S.A.
Producto: Swap
Perfil: Autónomo
PDF: S_121219_BANESTO_JPI3_TARRAGONA_APYMIFID_AUT_SIN.pdf