Novedosa condena a Liberbank por la colación de preferentes a clientes minoristas. Para el juzgado, el banco incumplió normas imperativas. La sentencia califica el producto como complejo, confuso y de difícil compresión.

Liberbank ha sido condenado por primera vez en España por la comercialización de participaciones preferentes. En este caso, fue Caja Cantabria la que colocó este producto tóxico a una particular.

Según la sentencia, emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Santander, la entidad bancaria “violó normas imperativas”, lo que provoca una “nulidad de pleno derecho”. Como consecuencia de la contratación, la clienta de Caja Cantabria obtuvo numerosas pérdidas, que le deberán ser restituidas por Liberbank tras la sentencia.

Para la jueza, las participaciones preferentes son un producto “complejo, confuso y de difícil comprensión” que requiere de una completa y detallada información. Por ello, la magistrada no considera que la clienta, de perfil minorista, sea una consumidora idónea para este tipo de productos. Además, el Banco de España las define como “un instrumento financiero emitido por una sociedad que no otorga derechos al inversor.

El producto, unas participaciones en la entidad portuguesa Banco Espírito Santo emitidas por el Banco Santander, no tenían una gran rentabilidad. La clienta justifica su contratación por la gran confianza que tenía con la entidad de crédito. Para el letrado de la demandante, José Ángel Ecenarro Basterrechea, la sentencia es “histórica”.


Dirección letrada: José Ángel Ecenarro Basterrechea
Banco: Liberbank, S.A. (Caja Cantabria)
Producto: Participaciones preferentes
Perfil: Particular
PDF: S_121226_LIBERBANK_CCANTABRIA_JPI8_SANTANDER_PREFERENTES_PART_SIN.pdf