Banesto ofreció la información vía email en la que contó la verdadera naturaleza y riesgos del producto. Además, la jueza considera que la sociedad anónima no necesitaba la contratación de este producto. Con esta sentencia, Banesto suma ya 103 en su contra.

Banesto ha sido condenado por la venta de una permuta financiera a una sociedad anónima en Terrassa (Barcelona). Además, el banco deberá proceder a la anulación del contrato y a la restitución de las liquidaciones correspondientes recibidas desde la empresa. La sentencia estima que la empresa no necesitaba el producto.

Además, el Juzgado de Primera Instancia número 1 de la localidad catalana considera que la información ofrecida por Banesto a su cliente no expresa de “forma clara y fácilmente comprensible las condiciones esenciales y los efectos” de la permuta financiera. La sentencia remarca el medio en que el banco dio la poca información sobre el swap, ya que lo hizo vía email, lo que reduce las posibilidades de explicar y comprender mejor el producto.

La jueza estima que esta falta de información anterior a la contratación del producto no se subsana con la lectura del contrato. Para la magistrada, la redacción de los contratos que la empresa firmó es “farragosa, con alusión a términos financieros específicos. Considera en la sentencia que las consecuencias económicas del producto no se deducen de su simple lectura.

La sentencia desestima  las alegaciones de Banesto en las que calificaba a la empresa como una empresa con experiencia, pues había contratado una permuta con Caixa Sabadell. Para la jueza esto no es válido, pues como demostró la sociedad anónima la primera liquidación de este swap es posterior a la firma del contrato con Banesto.


Dirección letrada: Valeri Montseny Medalla
Perito: Cristobal Verdú Nido
Banco: Banesto, S.A.
Producto: Swap
Perfil: Sociedad Anónima
PDF: S_121219_BANESTO_JPI1_TERRASSA_SA_SIN.pdf