El Juzgado de Primera Instancia número cuatro de Barakaldo ha condenado a Banco Santander por la comercialización de una permuta financiera de tipos de interés a un SA catalogada como minorista. La Entidad no cumplió con su obligación de transparencia y diligencia informativa hacia su cliente, por lo que el contrato ha sido declarado nulo debido a la existencia de error y vicio en el consentimiento durante la firma.

El empleado de la sucursal ofreció el producto como un seguro con el que proteger a la sociedad anónima de la subida de los tipos de interés. En ningún momento se realizó una simulación de escenarios de actuación del producto. Tampoco se hizo ninguna explicación acerca de los costes de cancelación anticipada. De hecho, tal y como han declarado el empleado que la comercializó y el director de la sucursal, ninguno de los dos sabía calcular estos costes. El cliente fue contratando desde 2004 numerosos IRS, siempre cancelando el contratado por otro recomendado por el banco.

Tal y como recalca y el perito, Manuel Fernández Viar, los diversos swaps que contrató el cliente no pueden ser considerados como varios productos, sino como una única operación financiera que el banco iba actualizando. Además, destaca como evidente el desconocimiento sobre el producto por parte del demandante; ya que no se explica, sin la asesoría del Banco, cómo el cliente llegó a cancelar algunas permutas que habían dado liquidaciones positivas por otras con condiciones peores, todo ello pagando en algunos un cargo por el cambio de permuta.

Todo ello contrasta con la cláusula que firmó el cliente asegurando que ninguna de las partes había sido asesorada por la otra.


Dirección Letrada: José Manuel Argarate Ortíz.
Perito: Manuel Fernández Viar.
Banco: Banco Santander
Producto: Swap
Perfil: SA
PDF: S_121112_BSANTANDER_JPI4_BARAKALDO_SA_SIN.pdf