Bankinter tiene ya 281 sentencias en su contra. La entidad deberá reembolsar los 9.600 euros que generó el swap en liquidaciones negativas y anular la permuta.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a Bankinter por la comercialización de una permuta financiera de tipos de interés. El Banco no proporcionó la información previa necesaria que exige la Ley del Mercado de Valores para la contratación de productos financieros complejos.

El producto fue ofrecido al afectado, minorista, por medio de su cónyuge, lo que contrasta con la respuesta presentada por el Banco, que afirma que el cliente participó de forma activa en el proceso de comercialización.

La Entidad no realizó ningún tipo de test de conveniencia o entrevista que sirviera para evaluar si el swap se ajustaba a las necesidades del cliente. Además, el contrato informaba de forma genérica e imprecisa sobre el funcionamiento del producto.

Asimismo, el empleado de la sucursal afirmó en todo momento la existencia de una expectativa de subida de tipos cuando la información que manejaba la Entidad indicaba lo contrario. Por último, existe una falta de claridad y transparencia en el clausulado del contrato que impide al cliente calcular datos esenciales como el coste de cancelación.

Durante el juicio, Bankinter ha defendido el producto como si fuera sencillo, negando toda complejidad del mismo y alegando que las cantidades a pagar o recibir por parte del cliente respondían a un sencillo juego de sumas, restas y multiplicaciones. Además, defendía que el swap no podía ser regulado como un derivado debido a que estaba ligado a un préstamo y actuaba como un seguro.

A todo esto, el Juez ha respondido afirmando que el swap, como todos los derivados, entra dentro del marco de la Ley del Mercado de Valores, y que por ende la entidad debe guardar un principio de diligencia hacia sus clientes minoristas. Aparte, ha señalado que en ningún momento la permuta actuó como un seguro ligado al préstamo del cliente. Su objetivo es el de establecer un flujo monetario entre dos partes que realizan apuestas a futuros, y por tanto es un producto especulativo independiente del préstamo.


Dirección Letrada: María Eugenia Espinosa Vega e Irene Schlüter Parrilla
Banco: Bankinter
Producto: Clip Hipotecario Óptimo (CHO)
Perfil: Particular
PDF:S_121210_BANKINTER_JPI1_LASPALMASDEGC_CHO_PART_SIN.pdf