Las tres pymes presentaron demanda conjunta contra BBVA por la comercialización de swaps sin información previa. Los representantes legales suscribieron los contratos pensando que firmaban una cobertura frente a la subida de los tipos.

El Juzgado de Primera Instancia número seis de Salamanca ha declarado nulos tres contratos de permuta financiera que BBVA “colocó” a tres pymes. Dos de ellas pertenecían a la misma persona. El producto fue ofrecido sin test de conveniencia ni evaluación sobre la idoneidad pese a que los representantes legales de las empresas cuentan con estudios básicos.

En uno de los casos, el swap fue ofrecido después de que el cliente mostrara su inquietud por la subida del Euribor. La permuta, contratada en 2007, no produjo ningún efecto hasta 2008, cuando comenzó a generar una gran cantidad de pérdidas en forma de liquidaciones negativas.

La otra pyme demandante, suscribió la permuta tras acudir a su sucursal habitual y que se la recomendaran porque le podía proteger de la subida de los tipos de interés de préstamos con otras entidades.

En este caso, el producto comenzó a producir algunas pequeñas liquidaciones, tanto positivas como negativas hasta que, en 2009, comenzaron las pérdidas desproporcionadas por más de 2.000 euros mensuales.

El Juzgado estima que no se informó correctamente ni en la fase precontractual, ni contractual ni postcontractual.

Por último, el juez destaca que parte de la actual crisis financiera es causa de la insensata comercialización de productos financieros complejos a clientes no adecuados para ello. Afirma que esta actitud negligente solo responde al interés de ingresar dinero por los bonus y comisiones que suponía colocar estos productos; productos que ni ellos mismos llegaban a entender.


Dirección Letrada: Santiago Basart Pinatelli
Perito: Sr. Font

Banco: BBVA
Producto: Swap
Perfil: Pyme
PDF:S_120928_BBVA_JPI6_SALAMANCA_3PYMES_SIN.pdf