Noticias

General / Medios

El Director de la Asesoría Jurídica de La Caixa designado Magistrado del Tribunal Supremo

Todavía no salimos de nuestro asombro, después de las Tasas Judiciales, nuestro Ministro de Justicia nos sorprende con el nombramiento como Magistrado del Tribunal Supremo del que ha sido durante años abogado de varias entidades financieras del país.

Compartimos la nota de prensa de los compañeros de ACUIB y que hacemos nuestra en todos los puntos.

…..

NOTA DE PRENSA

 

EL DIRECTOR DE LA ASESORIA JURIDICA DE LA CAIXA HA SIDO DESIGNADO MIEMBRO DEL TRIBUNAL SUPREMO POR EL CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL

 

ESE NOMBRAMIENTO POR EL CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL DE QUIEN HA DEFENDIDO LOS INTERESES DE LA BANCA DURANTE 43 AÑOS DESTROZA LOS MAS ELEMENTALES PRINCIPIOS DE OBJETIVIDAD E IMPARCIALIDAD DE LA FUNCION JUDICIAL DEL TRIBUNAL SUPREMO

 

EL PONER A UNA PERSONA QUE HA ESTADO DEFENDIENDO DURANTE TODA SU VIDA PROFESIONAL LOS INTERESES DE LA BANCA ES UNA PÉSIMA NOTICIA PARA TODOS LOS CLIENTES BANCARIOS  Y PARA LA DEMOCRACIA

 

En el día de hoy se ha dado a conocer el nombramiento por parte del Consejo General del Poder Judicial por la via de los juristas de reconocido prestigio a D. Sebastián Sastre Papiol quien lleva 43 años defendiendo los intereses de las entidades financieras,  los ultimos 27 años  en la Caixa ocupando desde hace casi 20 años el puesto de máximo responsable de la Asesoría Jurídica de la Caixa y Subdirector general  de la caja de Ahorros y pensiones de Barcelona ” La Caixa”.

Este nombramiento de una persona que lleva toda su vida defendiendo los intereses de la banca estremece la sensibilidad de cualquier persona que tenga un mínimo sentido común por las presumibles posturas que adoptará en los procedimientos en que intervenga una entidad bancaria.

En modo alguno se pretende negar la brillantez en el desempeño de sus tareas en defensa de la Caixa. Es precisamente  la enorme brillantez en la defensa de los intereses de una entidad financiera como la Caixa la que debería haber impedido que ni tan siquiera se hubiera planteado su nombramiento por un mínimo respeto al principio de imparcialidad que deben ostentar de manera inmaculada quienes son los máximos encargados de interpretar y hacer aplicar las leyes. Los Magistrados del Tribunal Supremo.

A nadie se le escapa que en el Tribunal Supremo se dirimen cada año casos en los que intervienen entidades financieras que exceden de los intereses singulares de las partes en ese concreto conflicto, sus decisiones crean jurisprudencia, abren el camino por el cual discurrirán, en algunas ocasiones durante décadas, las resoluciones judiciales.

Por ello a cualquier persona con un mínimo de sensibilidad por la Justicia esta noticia no puede causar sino un profundo escalofrío ante lo que puede ser el cierre de la última salida que tenían hasta la fecha los afectados por los fraudes bancarios. La Justicia y los tribunales.

“En la juventud, los reguladores son agresivos y contundentes, luego se ablandan y, tras quince años, se someten al control de los supervisados”.

John Kenneth Galbraith: Premio Nobel de Economia

Tanto el Banco de España como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya han sido integrados, fagocitados, dentro de las estructuras institucionales de la banca. Dichos organismos han optado por defender a las entidades antes que a los clientes víctimas de los grandes fraudes de los últimos años, permutas financieras, preferentes, contratos financieros atípicos, clausulas abusivas como la del redondeo y el suelo, comisiones ilegales etc . Recordar que el Banco de España ha puesto en estos últimos 6 años menos de una decena de sanciones a entidades financieras lo que da una idea de la impunidad con la que actúan, una cifra similar por la CNMV.

Esta vergonzosa situación ha sido denunciada públicamente por el Defensor del Pueblo en su informe Crisis económica y deudores hipotecarios: actuaciones y propuestas del Defensor del Pueblo.

El Banco de España es una institución clave en la protección del cliente bancario, imprescindible para asegurar el buen funcionamiento del sistema bancario. Sin embargo su posición en todos estos temas dista mucho de ser neutral. Se suele inclinar hacia la entidad bancaria con la justificación de que debe primar la solvencia de las entidades sobre la protección de la clientela. Contrapone estos objetivos, cuando son complementarios. Con el desequilibrio en las relaciones banca-cliente nace la desconfianza ante el sistema bancario y con desconfianza, el negocio bancario no puede funcionar. Luego no puede haber estabilidad bancaria sin la adecuada protección al cliente.  El Defensor del Pueblo ha venido manifestando en los diversos informes anuales que presenta a las Cortes Generales su disconformidad con la actuación del Banco de España.

 La experiencia de la Institución, basada en las quejas que recibe de los ciudadanos, pone en evidencia que el Servicio de Reclamaciones del Banco de España centra sus actuaciones en la supervisión de los mercados financieros, dejando en un

segundo plano la importancia de la protección al consumidor, y rara vez se pronuncia sobre el fondo de las reclamaciones que los ciudadanos plantean, ya que, con carácter general, considera ajenos a sus competencias las cuestiones que no estén relacionadas con la solvencia de las entidades de crédito, así lo ha mantenido en una reunión celebrada en esta Institución. Pero se olvida de que, de acuerdo con la Orden de 12 de diciembre de 1989, es el encargado de recibir y tramitar las quejas que presentan los clientes de las entidades de crédito relativas a las operaciones concretas que les afectan sobre el quebrantamiento de las normas de disciplina o las buenas prácticas y usos bancarios.

Ante la absoluta e interesada parálisis de los organismos de supervisión los clientes sólo han tenido como salida para defender sus derechos y conseguir la protección que dichos organismos les negaban el acudir a los Tribunales a pesar de los riesgos y costes que ello supone.

Este nombramiento es una noticia aterradora porque es innegable que el Sr. Papiol en los próximos años tendrá que dirimir sobre cuestiones como los swaps, los intereses de demora, las ejecuciones hipotecarias un sinfín de resoluciones sobre las cuales el criterio del Sr. Papiol no podrá ser, aunque quisiera, objetivo porque vendría predeterminado por sus 30 años de experiencia profesional defendiendo los intereses de una de las partes en conflicto, y eso, se quiera o no, influye decisivamente sus décadas de asesoramiento jurídico a favor de la Caixa es innegable que habrán generado unas creencias y convicciones  que defenderá tan firmemente como Magistrado del Tribunal Supremo como ha hecho hasta ahora cuando ha sido Director de la Asesoría jurídica de la Caixa. Es como si un abogado penalista especializado en la defensa de los narcotraficantes durante cuarenta años le pusieran como magistrado de lo penal, sería innegable  que lo que ha defendido durante cuarenta años no fuera a influir decisivamente en sus fallos.

Ahora que los organismos reguladores ya han sido capturados van a por la Justicia. Y no se puede permitir. La Banca ya ha colocado una pieza decisiva en el tablero de la Justicia y el resultado, de confirmarse dicha noticia será el jaque mate a el Derecho.

 

Curriculum del Sr. Papiol

ACTIVIDAD PROFESIONAL:

– 1969-1973: Abogado del Banco Atlántico, S. A.

– 1973-1985: Letrado Jefe del Banco de Europa, S. A.

– Desde 1985, Director Ejecutivo. Asesoría Jurídica de CAIXA D’ESTALVIS I PENSIONS DE BARCELONA, y Secretario del Consejo de Administración de distintas empresas del Grupo “la Caixa”. Subdirector general de la Caixa