Bankinter no actuó con la suficiente claridad a la hora de ofrecer la permuta financiera. Los clientes podían llegar a pagar al banco más de 1.800 euros en una liquidación y recibir, únicamente, 121 euros.

Bankinter ha sido condenado de nuevo por la comercialización de sus permutas financieras conocidas como Clips Hipotecarios. Esta vez, deberá proceder a la restitución de las liquidaciones cobradas a dos particulares y a la cancelación del contrato firmado entre las partes pues no pudo acreditar que informase adecuadamente del riesgo y las previsiones de los tipos.

Según la sentencia, emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Salamanca, los términos del contrato no aparecen expresados “con la suficiente claridad”. Para el juez, los clientes no pudieron comprender el “objeto, funcionamiento, riesgos y ventajas del Clip. Bankinter ni dio información verbal ni ningún folleto informativo a los afectados.

El juez exige a Bankinter una diligencia profesional con “deber riguroso y adaptado a las circunstancias” de los clientes y del producto. Además, considera inaceptable que los clientes se limiten a dar su consentimiento “a ciegas por la falta de explicación del banco. Según el juez, los clientes fían a la buena fe del banco las condiciones y consecuencias de las permutas financieras.

Como muestra de las diferencias entre las liquidaciones a favor o en contra de los clientes, la sentencia recoge que estos podían pagar a Bankinter hasta 1.849 euros. Mientras que sólo recibirían de la entidad financiera unos beneficios de hasta 121,26 euros.


Dirección letrada: Rafael Encarnación Puertos

Banco: Bankinter, S.A.

Producto: Clip Hipotecario Óptimo (CHO)

Perfil: Particular

PDF: S_121127_BANKINTER_JPI2_SALAMANCA_CHO_PART_SIN.pdf