Nueva condena a Banco Santander por la comercialización de permutas financieras. El juez considera inadmisible que un “producto tan complejo” como los swap se explique en menos de 20 minutos. Con esta sentencia, Banco Santander llega ya a las 162 en su contra.

Banco Santander ha sido condenado por la venta de una permuta financiera a una pequeña empresa en el Puerto de la Cruz (Santa Cruz de Tenerife). La justicia ha ordenado al banco a proceder a la cancelación del contrato del swap entre ambas partes y a devolverle a su cliente las cantidades apercibidas como consecuencia de las distintas liquidaciones.

Para el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de la localidad, la información ofrecida por el Banco Santander a su cliente fue escasa. Según se recoge en la sentencia, el banco no empleó más de 20 minutos con explicaciones verbales y dibujos. Para el juez, esto demuestra que el banco nunca aportó “información real, clara y detallada” antes de la firma del contrato.

Por ello, el magistrado cree que la actuación del Banco Santander no se ajustó a los principios de claridad y transparencia que rigen las buenas prácticas y usos financieros. Para el juez, es inadmisible que la “complejidad” del swap se pueda hacer ver en menos de veinte minutos y con explicaciones verbales. “El cliente nunca tendrá pleno conocimiento de los riesgo que conlleva un swap” si el banco se lo explica así.


Dirección letrada: Miguel Ángel Estiguín Capella
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Swap
Perfil: PYME
PDF: S_121207_BSANTANDER_JPIeI3_PTO_CRUZ_PYME_SIN.pdf