La Audiencia de Vizcaya confirma la  condena al Banco Santander por la colocación múltiple de permutas financieras a una pequeña empresa. La entidad vendió la primera permuta como una cobertura y las siguientes como una restructuración necesaria.

Banco Santander deberá devolver las liquidaciones correspondientes de varios swaps a una pequeña empresa. Además, la Audiencia de Vizcaya ha ordenado al banco a proceder a la anulación de los contratos firmados entre las partes. Entre noviembre de 2004 y octubre de 2007, el Banco Santander colocó 5 permutas financieras a la empresa.

La sección quinta de la Audiencia apoya la sentencia emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Bilbao. En ella, considera que la empresa aceptó las permutas financieras debido a que Banco Santander no dio toda la información suficiente, además de vender el swap como una cobertura.

Para los magistrados, que la empresa contratase más de una permuta financiera no subsana el defecto de información que Banco Santander cometió en el primer contrato. La empresa contrató otras cuatro permutas con las mismas características y, como en el primer caso, el banco fue incapaz de informar debidamente a la empresa.

Banco Santander justificó la firma de los cuatro siguientes swaps como una “restructuración” a iniciativa de la entidad financiera. Los magistrados exculpan a la empresa de la sucesiva contratación de permutas financieras, pues “estas están condicionadas por la primera”. Además, la sección de la Audiencia afirma que en esta “restructuración”, el Banco Santander volvió a incumplir su función informativa.


Dirección letrada: Amaia León de Orte Roca
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Swap
Perfil: PYME
PDF: S_121211_SANTANDER_AP5_VIZCAYA_CONFIRMA_120702_JP13_BILBAO_PYME_SIN.pdf