El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Oviedo ha anulado un contrato swap firmado por un particular con Banco Sabadell. El Juez ha declarado la existencia de error y vicio en el consentimiento por falta de información previa. También ha anulado el préstamo hipotecario que tuvo que solicitar el cliente para cancelar el producto.

El cliente adquirió el producto como una cobertura frente a la fluctuación de los tipos de interés. La permuta fue ofrecida por el director, que admitió que este producto era ofrecido a todo aquel que contrataba un préstamo independientemente de su experiencia con productos financieros complejos. También ha afirmado que desconocía las consecuencias tan negativas que podía tener el producto.

El test de conveniencia realizado al cliente afirmaba que tenía una experiencia media y estudios medios; además de una inversión de 10.000 euros en derivados, algo que no se ha podido acreditar. Esta calificación contrasta con la descripción del cliente, un cocinero con estudios en Formación Profesional.

Al cliente le produjo el swap más de 7.000 euros en liquidaciones negativas. Ante estos gastos decidió cancelar el producto. Entonces le comunicaron que el coste de cancelación previa ascendía a 18.000 euros. Nadie le había advertido antes de la suma a la que podía ascender esta cancelación. Para liquidar el contrato tuvo que pedir un préstamo de 21.000 euros.

El Juez considera que Banco Sabadell no ejerció su obligación de informar adecuadamente al cliente, y que en caso de haber sabido las consecuencias que podía acarrear el producto, este no lo hubiera firmado.


Dirección Letrada: José Antonio Ballesteros Garrido
Banco: Banco Sabadell
Producto: Swap
Perfil: Particular
PDF:S_121120_BSABADELL_JPI8_OVIEDO_PARTICULAR_SIN.pdf