Nueva revocación a una sentencia favorable a una entidad bancaria. En esta ocasión, Banco de Valencia deberá anular el swap y devolver las liquidaciones practicadas a una PYME por una permuta financiera. Para los magistrados, la sentencia de primera instancia se equivocó al pedir a la empresa la falta de información del banco.

La Audiencia Provincia de Valencia ha revocado una sentencia que era favorable al Banco de Valencia por la colocación de una permuta financiera a una pequeña empresa. Para los magistrados, el motivo principal para proceder a la nulidad del contrato del swap y la devolución de las liquidaciones es la omisión de la obligación de informar correctamente a su cliente.

Según la sentencia de la sección novena de la Audiencia, el Banco de Valencia reconoció no haber realizado a la pequeña empresa el test de conveniencia, con el que “sabe qué conocimientos y experiencia financieras posee el cliente para evaluar si el producto que les ofrece es adecuado”. Los magistrados recuerda a la entidad que ante un producto financiero complejo, como son las permutas financieras, está obligada a “legalmente a informar sobre las características y consecuencias.

Los magistrados consideran que la jueza de primera instancia se equivocó en su sentencia al considerar que era la PYME quien debía demostrar que el banco incumplió en su deber de información. Sin embargo, la sala recuerda que es el Banco de Valencia quien debe “acerditar su cumplimiento con la ley, en clara protección del cliente financiero”.


Dirección letrada: José Antonio Ballesteros Garrido
Banco: Banco de Valencia, S.A.
Producto: Swap tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_121031_BVALENCIA_AP9_VALENCIA_REVOCA_111128_JPI17_VALENCIA_PYME_SIN.pdf