Nueva condena al Banco Popular por no hacer caso al test de conveniencia. El resultado del mismo desaconsejaba que una empresa contratase una permuta financiera. Aun así, el banco procedió a la venta del producto.

Banco Popular deberá anular una permuta financiera y devolver las liquidaciones que originó a una pequeña empresa en Marchena (Sevilla). Para el juez, el producto nunca debió ser ofrecido por el banco ni contratado por la PYME.

Según la sentencia, Banco Popular realizó un test de conveniencia. El resultado mostraba “de manera objetiva” que la permuta financiera no se ajustabaal nivel de conocimientos y experiencia exigidos” para que la empresa lo contratase. A pesar de esto, el banco alegó durante el juicio que la contratación siguió adelante porque la empresa así lo quiso.

Sin embargo, el juez se pregunta cómo es posible que el cliente consienta algo que desconoce como lo rubrica el test de conveniencia. Esto lleva al juzgador a desestimar las alegaciones presentadas por Banco Popular. Por lo tanto, Banco Popular incumplió su obligación legal de valorar al cliente y de ofrecer un producto idóneo a sus necesidades financieras.


Dirección letrada: Carlos Fidalgo Gallardo y Juan José Martín Arahal
Perito: David García Muntané
Banco: Banco Popular, S.A. (Banco Andalucía)
Producto: Swap
Perfil: PYME
PDF: S_121113_BPOPULAR_JPI2_MARCHENA_PYME_SIN.pdf