El Juzgado de Primera Instancia nr. 2 de Soria ha condenado a Caja Rural de Soria, perteneciente al Banco Cooperativo, por la inadecuada comercialización de una permuta financiera de tipos de interés a una particular. La Juez estima que la Entidad no ofreció suficiente información y actúo de forma oscura, por lo que considera la existencia de error y vicio en el consentimiento.

El swap, fue ofrecido por la entidad en 2008 junto a la adquisición de una hipoteca. El producto fue presentado como un seguro gratuito con el que protegerse de la escalada del Euribor. Se dijo que este estaba subiendo muchísimo y que sería aconsejable contratar la permuta. La cliente mostró sus dudas, pero finalmente, confió en la relación desarrollada durante años con la entidad y aceptó.

Durante la contratación, la empleada del Banco no leyó íntegramente el contrato ni realizó presentación de los diversos escenarios de evolución posibles con el producto. Tampoco habló acerca del coste de cancelación anticipada ni se hizo entrega de todos los documentos. Un día después de la firma del contrato, la afectada firmó el test de conveniencia. Ella afirma que se le llamó para que acudiera a la sucursal a firmar un documento, pero que no se le hizo ninguna pregunta relativa a sus conocimientos financieros. Además, se le hizo firmar un contrato de aval relacionado con la permuta sin su consentimiento. Todo ha sido negado por la empleada y la entidad, pero no han podido demostrarlo con ninguna prueba.

Por último la Juez destaca la fecha de la firma, 2008, muy cercana al inicio de la crisis financiera y la bajada de los tipos. No concibe que se le dijera que la expectativa a tres años vista era una gran subida de los tipos cuando las entidades ya manejaban en sus previsiones una caída.

Por todo ello, Caja Rural de Soria ha sido condenada a devolver unos 8.000 euros de liquidaciones negativas a la demandante.


Banco: Caja Rural de Soria
Producto: Swap
Perfil: Particular
PDF:S_121105_COOP_CRSORIA_JPI2_SORIA_PART_sin.pdf