Oficina Banco Santander

Las entidades deben mostrar las previsiones a largo plazo en la venta de swaps

El Juzgado de Primera Instancia número 2 de San Cristóbal de la Laguna ha condenado a Banco Santander por la venta de un swap ligado a la inflación a una empresa.

El contrato, que fue presentado como un seguro, incluía un anexo que lo describía afirmando que este tipo de swap aseguraba pagar una tasa fija de inflación a cambio de una tasa variable y que era previsible que la inflación fuera a subir en España (sin ningún razonamiento). El perito afirma que pese a que la subida de los tipos era previsible a corto plazo todos los bancos coincidían en que estos iban a bajar a largo plazo dados los controles del Banco Central Europeo sobre la inflación.

Entre los hechos destacables del juicio hay que subrayar que pese a que la demandada defendía la no complejidad del producto, el actual ex director de la sucursal, el cual comercializó el producto, no sabía explicar el método de cálculo de la tasa de inflación acumulada. El ex director solía tomar café con el representante legal de la empresa afectada, por lo que el grado de confianza con el cliente era alto. Este hecho agrava la falta de documentación informativa, como el nominal y el tipo de interés, a la hora de la firma. El ex director tampoco recuerda si explicó los costes de cancelación y el importe de las liquidaciones negativas. Pese a ello, existe un documento firmado que atestigua que el cliente entendía perfectamente el producto y que este había sido explicado.

La juez ha estimado la existencia de sesgo en la información concedida al cliente y ha declarado la nulidad del contrato por error y vicio en el consentimiento. Además, sentencia que es de vital importancia que las entidades muestren a sus clientes las previsiones a largo plazo, por lo que no considera adecuadas las excusas que estas emiten ante la inesperada bajada de los tipos.

Por último, la Audiencia Provincial número 3 de Mallorca revoca la sentencia anteriormente emitida a favor de Banco Santander y estima la existencia de error y vicio en el consentimiento a la hora de la firma de una permuta financiera de tipos de interés con una pyme. La sentencia obliga a la entidad a devolver unos 13.000 euros al cliente. La sentencia menciona la Sentencia del Tribunal Supremo Alemán como referencia a los estándares de información que deben cumplir las entidades financieras.


Dirección Letrada: Carlos Javier Gómez Sirvent
Perito: Pedro Alonso Sosa
Banco: Banco Santander
Producto: Swap
Perfil: PYME
PDF:S_121008_BSANTANDER_JPI2_LALAGUNA_PYME_SIN.pdf


Banco: Banco Santander
Producto: Swap
Perfil: PYME
PDF:S_121017_BSANTANDER_AP3_MALLORCA_REVOCA_110930_JPI1_INCA_TSALEMAN_PYME_SIN.pdf