La abogada Patricia Gabeiras vuelve a lograr una sentencia a favor de los asociados.

El Juzgado de Primera Instancia número 92 ha condenado a Bankinter por la comercialización de un Clip Hipotecario Óptimo a dos particulares. La juez ha estimado la existencia de error y vicio en el consentimiento por falta de información.

El producto fue presentado como el habitual seguro de protección ante la subida de los tipos de interés. El afectado recibió la primera liquidación negativa, una suma de unos 400 euros, en 2009. A partir de ahí todas las liquidaciones fueron a favor de la entidad. Cuando decidieron solicitar la cancelación el banco les informó de que el coste ascendía a  8.789 euros.

A la hora de analizar si el banco ejerció con su obligación de diligencia informativa hacia sus clientes no consta que se realizara ningún tipo de test MiFid que verificara el grado de conocimientos financieros que poseían. En la ficha informativa que se entregó a los clientes solo constaban las ventajas del producto. No se expone que pasa si bajan los tipos y mucho menos el que pueda suponer pérdidas para el cliente (algo que sí ha hecho Bankinter en folletos posteriores).

Como en otros casos, la juez destaca el oscurantismo y complejidad del contrato, en el que se usa lenguaje técnico y constantes referencias ambiguas a la situación del mercado. Tampoco se especifica la fórmula para calcular los costes de cancelación.


Dirección Letrada: Patricia Gabeiras
Banco: Bankinter
Producto: Clip Hipotecario Óptimo (CHO)
Perfil: Particular
PDF:S_121017_BANKINTER_JPI92_MADRID_CHO_ASUAPEDEFIN_PART_SIN.pdf